Maternidad

Recomendaciones para embarazadas

Siendo el embarazo un momento típico para que afloren nuestros miedos, nuestra memoria se vuelva cortísima y las hormonas hagan de las suyas, creo que desde mi postparto quisiera darte algunas recomendaciones que me ayudaron a mí durante el embarazo.

Pero, ¿de qué estás hablando Carla? Pues simple, si ya tenemos médico y estamos disfrutando de nuestro embarazo, no nos queda más que hacerlo de la mejor manera posible, sacudiéndonos un poco esas inseguridades y temores típicas del embarazo y explotando al máximo nuestra gravidez, desde el respeto al bebé y evidentemente sin abusar de nuestro cuerpo.

¿Qué debería hacer para llevar un embarazo tranquilo?

Quiero que sepas que estás embarazada, y que esto es solo una etapa de la vida, que será tan agradable o desagradable según la actitud que cada mamá le ponga. Dicho esto, te dejo una lista de 10 recomendaciones simples para que disfrutes tu embarazo, y espero de todo corazón, que sea útil para ti.

  • No te compares con otras futuras mamás: Ningún embarazo es igual al otro, ni siquiera de una misma mamá, así que puedes tomar al resto de mamás como referencia, pero no caigas en la comparación, pues tanto tú como tu bebé son seres únicos e irrepetibles.
Aprovecha el embarazo para aprender a escuchar a tu cuerpo
  • Arma una carpeta del embarazo: A lo largo del embarazo tendrás que hacerte una serie de chequeos y revisiones, entonces desde la primera prueba, procura guardar todo en una carpeta de forma ordenada, de manera que sea fácil de ubicar y transportar a tus citas médicas.
    En esa carpeta debes guardar tus estudios, los ecos, exámenes físicos, órdenes médicas, tu información personal como una copia de tus documentos y los de tu pareja, e incluso tu plan de parto.
  • Diseña un plan de parto acorde: Si te imaginas desde niña cómo traerás tus hijos al mundo, espera superar la primera mitad del embarazo para poner orden a tus ideas. Plasma en un papel tus deseos y expectativas, evalúalas con tu pareja y reconoce su viabilidad con respecto a las normas de salud local, e incluso con las legislaturas.
    El plan de parto es muy importante, ya que eres tu quien debe decidir sobre su cuerpo y su bebé.
  • Anota todas las dudas o preguntas para el médico o matrona: Típico de embarazadas es ir a los controles con un montón de dudas y distraerse al ver el bebé en el eco. Entonces luego, cuando el médico pregunta si hay alguna duda, nos quedamos en blanco.
    Te recomiendo que hagas una lista con todas tus dudas e inquietudes, y agrégalas a la carpeta del embarazo, de manera que cuando vayas a control no se te olvide en casa.
    Nos advierten de un montón de cosas, menos de lo realmente importante, y sobre eso ya escribí otro post.
  • Establece un horario fijo para tus vitaminas: También es cierto que más allá de distracciones, el embarazo nos reduce la memoria, pero mantener tus rutinas es muy importante en este período, sobre todo cuando de la salud se trata.
    Si estás muy distraída pon una alarma en el celular o establece una rutina para tomar tus vitaminas cada día, de manera que puedas cumplir con este importante requerimiento diario.
  • Bebe suficiente agua y no te saltes las comidas: A veces nos las queremos dar de super mujeres, o incluso en el primer trimestre no queremos que se enteren de nuestro estado. Sin embargo, es muy, pero muy importante mantenernos bien hidratadas y comer bien, sin saltarnos las comidas para que el cuerpo luego no nos pase factura.
  • Duerme cuando el cuerpo te lo pida: Aunque esta es un poco difícil si tenemos más hijos o estamos trabajando durante el embarazo, es muy importante escuchar al cuerpo durante el embarazo. No pierdas la oportunidad que tengas para desconectarte y descansar, pues el insomnio también puede aparecer pronto y el cuerpo está gestando una vida, así que necesita todo el descanso que puedas darle.
De 32 semanas, a las 11 de la noche, recorriendo la ciudad con mi familia de visita en pleno invierno húngaro. Escuché a mi corazón, seguí mi instinto y pude disfrutar del amor de mis primos y tíos.
  • Respeta tu tiempo de anidar: Cada vez estamos más familiarizados con el término anidar, así que si tu cuerpo te está pidiendo a gritos que ordenes, que descanses, que limpies la casa (sin excesos) o que laves la ropa del bebé, date ese tiempo. Además, úsalo para conectarte contigo misma y con tu bebé.
  • Palabras necias, oídos sordos: A la gente le encanta opinar, sobre todo si no se les ha preguntado su opinión. Para mantener tu tranquilidad mental, filtra muy bien los comentarios que vas a tomar para ti y deja ir los que no.
    Lo que los demás hagan o digan, o les pase, no quiere decir que te va a pasar lo mismo. Cuida muy bien tu estabilidad emocional, tu paz es la de tu bebé.
Todo pasa muy rápido, documenta tu embarazo.
  • Disfrútalo y documéntalo: Si la crianza pasa muy rápido, no puedes imaginar lo rápido que pasa el embarazo, así que te recomiendo que seas tan feliz como puedas en este período y lo disfrutes al máximo, pues es una vida la que se está formando dentro de ti, y sin duda, con su llegada se dará toda una revolución de amor en tu corazón y en tu familia.
    Tómate fotos, háblale a tu barriga, toma duchas relajantes, acaricia tu cuerpo con calma, apréndete de memoria la curvatura que sirve de nido para tu bebé, baila lo que te gusta, canta con el alma y vuelve a grabarte, a fotografiarte. ¡Vive y sé feliz!
Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply