Budapest - Hungría

Rákóczi Kert, un oasis en Csepel

Hace poco escribí un post sobre los parques recomendados para visitar en Budapest y quedé pendiente en crear una nueva lista de parques temáticos.

En medio de esa búsqueda me topé con un parque que ha llamado mi atención y que, desde mi punto de vista, merece un post exclusivo por varias razones, una de ellas es que es uno de esos planes low cost que puedas hacer en la ciudad durante prácticamente todo el año y nunca será una mala opción.

Es así como hoy me atrevo a escribir sobre el Parque Familiar Rákóczi Kert játszótér de la isla de Csepel, que se robó nuestro corazón y que seguro se convertirá en uno de esos destinos fijos de nuestra familia.

El complejo

Supe de este parque por una publicación en húngaro poco descriptiva del lugar, en la que había una sola foto del parque infantil. Así que con mucha curiosidad, empecé mi investigación en Google Maps y quedó en mi lista de lugares por visitar cuando dispusiéramos del tiempo suficiente para hacer el paseo familia, debido a la distancia que hay entre el parque y nuestra residencia.

El parque está ubicado en Csepel, distrito XXI de la capital húngara, una de esas ciudades dormitorios que está en auge y que se promueve como distrito para las familias.

Csepel está muy bien conectada con el centro de Budapest a través del HEV que actualmente se encuentra en trabajos de renovación, y a través de una larga lista de buses que conectan con los distritos más lejanos al centro de la capital húngara. Por tanto, cada vez que intentábamos buscar una ruta, que en auto era de 25 minutos, se transformaba en un viaje de una hora y tantos en transporte público. No obstante, cada minuto del viaje valió la pena.

Para darles mayores detalles, en Internet sobre lo que más se habla es sobre la estructura principal del parque infantil, pero esto es solo una parte del parque en sí, donde podemos encontrar diversas atracciones aptas para toda la familia, por lo que se nota la buena planificación que se tuvo a la hora de concebir este espacio para la ciudad.

Un parque para pasar toda una tarde

El Rákóczi kert o jardín de Rákóczi, cuenta con un amplio estacionamiento externo, además de cancha de usos múltiples, mesas de pingpong, baños impecables, una fuente de soda, un amplio jardín, un parque infantil con todas las utilidades que quiere encontrar un niño en un área de juegos, gimnasio a cielo abierto, pista de corredores, una pista para que los niños aprendan a montar bicicleta o monopatín, y hasta una sala de eventos y actividades que se puede rentar para cumpleaños y actividades privadas.

Otra de las cosas que nos llamó la atención es que este parque cuenta con 3 fogatas o “bogrács” para que las familias puedan hacer reuniones o comidas familiares en el lugar. Y a su vez, cerca de ellas hay mesas de picnic.

Para quienes no tenemos auto, es un parque muy conveniente ya que el autobús 151 tiene una para justo frente al lugar. Así que por accesibilidad también se lleva buenos puntos.

Ya hacia un costado del parque-jardín, también hay una atracción privada que llama la atención de grandes y chicos; se trata de una pista de vehículos a control remoto.

Hay que acotar que cerca de este lugar, ubicado en medio de una zona residencial, no hay otros comercios, por lo que resulta conveniente ir preparado para pasar largo tiempo, o contar con el pequeño local que surte al parque con helados, bebidas y uno que otro bocadillo.

El parque castillo

Una vez te he contado todo esto, te doy los detalles del gran protagonista del jardín, el parque infantil. Se trata de un castillo hecho de madera natural y artificial, que tiene 3 pisos de altura y cuenta con 4 toboganes que salen desde los distintos niveles.

Una de las cosas que más agrada es que tanto pequeños como padres podemos ingresar al recinto y disfrutar del castillo en el que han cuidado los detalles estructurales y de decoración. Es como ver un castillo a escala, en el que los peques liberan toda su creatividad.

La estructura además está elevada en una montaña cubierta por un piso especial y, como todo castillo real, rodeado por un canal que en este caso está lleno de arena. También tiene dos puentes de entrada que conectan la isla-castillo con el jardín.

Adicionalmente, en torno al castillo hay otras atracciones como columpios y un gran arenero adicional bajo los árboles que los más pequeños agradecen en el verano para juegos más tranquilos.

Una de las cosas que más me gustó de este parque, y debo confesar que todo me gustó de él, es que en segundo piso del castillo puedes conseguir parte de la historia de los reyes húngaros, así que es una buena oportunidad para aprender sobre historia de este país.

Aunque vendrán más post sobre parques en Hungría, donde el Estado ha hecho una inversión importante en el entretenimiento de las familias como política de gobierno, creo que destacar este parque es necesario por la forma en la que fue creado, tomando en cuenta las necesidades de todos los miembros de la familia y no sólo de los más pequeños. Si tuviera que decir un contra, más bien sería una sugerencia de agregar difusores de agua ó chorritos como en otros parques, para los días más calientes. Y aún con ese detalle, este será uno de esos lugares que pasará a mi lista de visitas memorables en familia, y por supuesto repetibles.

Ubicación: Budapest, Rákóczi tér 34, 1212

Previous Post Next Post

You Might Also Like

4 Comments

  • Reply Gina Rangel julio 8, 2021 at 1:09 pm

    Qué lugar tan espectacular!
    Mi esposo siempre me dice que es de las ciudades más bonitas del mundo.

    • Reply Carla Kratochvill julio 12, 2021 at 9:24 pm

      Lo es. Ojalá un día pueda recibirte por aquí.

  • Reply Ivone julio 8, 2021 at 3:23 pm

    El parque castillo se ve increíble que padre conocer más de esta hermosa ciudad a través de tus blog

  • Reply Gaby julio 8, 2021 at 3:43 pm

    Se ve increíble ese lugar Carla!! Ideal para llevar a los niños y pasar una tarde en familia 🙂
    Gracias por el post!

  • Leave a Reply