Maternidad, Pareja y Familia

Primeriza en la playa, ¿qué llevamos?

Hace unos días fuimos por primera vez a la playa con la más pequeña de la casa y apenas lo vieron en mis historias me pidieron recomendaciones sobre ¿qué llevar a la playa esa primera vez con niños?
Aquí les dejo una serie de tips que les serán útiles

Hace unos días fuimos por primera vez a la playa con la más pequeña de la casa. Bueno que sí, que es un lago pero muchas creyeron que estábamos en la playa de verdad, y apenas lo vieron en mis historias empezaron a pedir que les recomendara ¿qué llevar a la playa esa primera vez con niños?

La verdad es que no lo había pensado, pero me parece que había que hacer un post de esto porque es información útil para primerizas, pero también para mamás más experimentadas; porque es verdad, a veces nos llenamos de cosas innecesarias y terminamos prácticamente mudándonos a la playa, lo que es incómodo sobre todo para los adultos, y muchas veces innecesario para los peques que no tienen tiempo de aprovechar todo lo que hemos dispuesto para ellos.

Escribiendo este post, me di cuenta que las dos primeras veces de mis hijas en la playa hemos tenido que adaptar las formas de hacer esta visita. La primera vez porque, a Sára, la llevamos a la playa lejos de casa, en una isla a la que fuimos con dos maletas de mano y su cochecito. Así que no tuvimos como que mucha opción para llenarnos de cosas.

Y ahora con Shantal, nos lanzamos a la aventura en el autobús de la playa privada a la que fuimos. Por lo que tampoco nos animaba mucho llevar un montón de cosas y nos tocó simplificar.

Bolso de verano

Yo lo confieso. Desde que vivo en este país con sus cuatro estaciones bien marcadas, tengo un bolso para cada temporada, y el de verano es el más grande. Ese no se desarma por completo durante la temporada, siempre está a la mano y tiene lo siguiente:

  • 1 toalla para cada miembro de la familia.
  • 1 manta para sentarse en la grama o arena.
  • 1 toalla extra mediana.
  • Bloqueadores solares.
  • Set de juguetes de arena
  • 1 muda de ropa extra.
  • Traje de baño extra para las niñas en caso de que el día no esté tan caliente.
  • Sandalias ó zapatos de playa.
  • Salvavidas (seguro para su edad y peso).

Si tuviera un auto en este momento, y mayor libertad para movernos entre los distintos balnearios, sin duda tendría también una sombrilla o una carpa abierta donde las niñas pudieran hacer sus siestas o protegerse del Sol.

Kit de emergencias

Desde hace un par de años llevo conmigo en la cartera un set al que llamo “el salvador”.
Es una bolsita tipo Ziploc, donde guardo un par de toallas intimas, varias curitas, unas toallitas húmedas de alcohol y unas desinfectantes, un termómetro, un frasquito de crema hidratante, unos protectores de papel para el WC, un peine y jabón en láminas.
Este último a veces se hace cuesta arriba conseguirlo así que a veces lo sustituyo por jabón líquido).

Esa bolsa la puedo rotar entre mi cartera y la pañalera, pero lo cierto es que ha sido un kit de salvación y por ende también va a la playa con nosotros.

Una pieza de valor

Con Sára descubrimos una pieza que nos resultó incluso más útil que los trajes de baño con protección UV, y es una gorrita tipo pescador, que dependiendo del material puede secarse más fácilmente y que le cubre no sólo la cabeza sino también el cuello y parte de los hombros.

Es nuestra experiencia ha sido de mucha utilidad, dado que en los lagos no siempre hay zonas llanas por lo que los niños pasan mucho tiempo fuera del agua jugando.

Este accesorio nos funcionó muchísimo mejor siendo de una tela como las de los shorts de playa de caballero, debido a que se secan con mayor facilidad. Sin embargo, el de tela de lycra cubre más pero puede ser un poco molesto para los peques porque tarda más en secarse y puede darles frío.

Otra de esas piezas de valor son las mantas de picnic o incluso sábanas. Es un plus contar con ellas porque es difícil que se les pegue la arena o la grama, fáciles de lavar y a la vez versátiles a la hora de resolver determinadas situaciones, como improvisar una cama o incluso una mesa para servir la comida.

Recuerda que la idea de un día de playa es disfrutar, no estresarse.

Mi recomendación

Si vas al mar y quieres que tu peque disfrute de un refrescante baño durante la estancia, mi recomendación es que lleves una piscina inflable pequeña, que puedas llenar de agua dulce o salada según su edad.

La primera vez que fuimos a la playa con Sára, mi tía que nos acompañó en aquella aventura, nos orientó en todo momento y se llevó su piscinita con un botellón de 5 litros de agua potable, porque en aquel momento la bebé tenía unos 5 meses.

Aquellos días donde pasabas todo el día en la arena quedaron en el olvido, si tienes niños menores de dos años, y sobre todo si son más bebés. Está bien que nos guste que los chicos sean todo terreno, pero lo cierto es que tan pequeños, el calor los puede poner un poco irritables e incluso modificar sus rutinas de siesta o comida; el tema de que se lleven la arena a la boca puede ser angustiante para las mamás de menores de 6 meses, y la incidencia de los rayos solares también es de cuidado, por lo que lo recomendable es evitar los rayos del Sol del mediodía.

Acompañar a los niños a experimentar nuevas texturas, temperaturas y olores, hacen de esta una experiencia familiar única

Experiencias sensoriales

Si algo te brindan estos paseos, bien sea a la playa, el río, el lago o incluso la montaña, son un sinfín de experiencias sensoriales para nuestros peques. Ellos están descubriendo el mundo, y es nuestro deber acompañarlos en esa aventura.

Yo debo hacer otra confesión y decirte que con Sára, de alguna manera me privé de muchas cosas; preferí que sus pies tocaran la arena mojada antes que la seca, pero esta vez con Shantal decidí que me atrevería a acompañarla en lo que ella quisiera disfrutar mientras se sintiera cómoda.

En esta primera visita a la playa artificial la acompañamos a conocer la arena seca y mojada; le permitimos experimentar con el agua, e incluso con la textura de algunas piedritas que conseguimos en la orilla. Lo mismo hago si vamos a caminar al parque, dejamos que sus pies rocen el césped mientras ella disfrute la experiencia.

Querida mamá, recuerda que la idea de un día de playa es disfrutar, no estresarse; para eso ya tenemos las rutinas y es justo eso lo que queremos romper durante las vacaciones o los días de descanso.

Previous Post Next Post

You Might Also Like

13 Comments

  • Reply Gi julio 17, 2020 at 1:35 pm

    Me encantó todo esto! Más el kit de emergencia. Voy a preparar el mio! Gracias!

  • Reply Ama julio 17, 2020 at 1:47 pm

    Recuerdo perfecto cuando fui con mis twins por primera vez a la playa y les aterraba tocar la arena. Tomó un par de años para que les gustara la playa, y viviendo en a Miami creo que no tenían otra opción 😂

    • Reply Carla Kratochvill julio 18, 2020 at 8:58 pm

      Los twins no tenían otra opción más que amar el mar.

  • Reply Yulissa julio 17, 2020 at 1:54 pm

    Excelentes tips, recuerdo la primera vez que fui con mi primer hijo 😄 lleve demasiadas cosas!!

  • Reply Johannes Ruiz julio 17, 2020 at 2:07 pm

    Excelentes consejos para ir con bebés a la playa, la verdad que solemos recargarnos con cosas que no son nada necesarias y si no tienes coche y debes ir en transporte público, peor!

  • Reply Gaby julio 17, 2020 at 2:16 pm

    Están buenísimos estos tips! La lista la voy a tener a la mano para no olvidar nada!

  • Reply Kora Guerra julio 17, 2020 at 2:33 pm

    Por acá nos estamos preparando para ir a la playa y estos consejos están buenisimos:) muchas gracias por compartir!

    • Reply Carla Kratochvill julio 18, 2020 at 8:59 pm

      Gracias a ti, después nos compartes qué tal les fue.

  • Reply Luisana julio 17, 2020 at 2:38 pm

    Yo me lleve la vida entera a la primera Ida a la playa, y estaba a 30 min de mi casa! Jejejeje! Pero excelentes recomendaciones!

    • Reply Carla Kratochvill julio 18, 2020 at 8:59 pm

      Seguramente por eso lo hiciste, la facilidad de moverte con el #perolero. Jajaja, pero son buenos recuerdos.

  • Reply Nadezda julio 17, 2020 at 3:16 pm

    Que buen dato, me encanto el kit de emergencia.

  • Reply Denise julio 17, 2020 at 3:27 pm

    Con niños siempre vamos con un montón de cosas y terminamos usando una cuarta parte jaja. Yo el kit médico siempre lo he tenido, incluso sin hijos jeje

  • Reply Ivone julio 17, 2020 at 4:51 pm

    Me recordó tanto la primera vez en Playa con Romina tenía 9 meses Y súper recomendación ese kit de emergencia

  • Leave a Reply