Migración

Playdates y grupos de apoyo en el proceso migratorio

Hace un tiempo que quiero contarles, una de las cosas que más me ha ayudado a no sentirme tan sola lejos de casa siendo mamá, así que he desempolvado este post, que había escrito hace ya bastante tiempo y que ahora me parece vale la pena traer al blog.

Ojo, siempre digo que cada proceso migratorio, así como cada embarazo y cada hijo, es diferente, pero ¿por qué no compartirles lo que a mí me ha funcionado, si a ustedes les puede hacer la situación un poco más llevadera?

Recién llegados a Hungría, conocimos a una pareja con una niña un poco más grande que la nuestra. Recuerdo que para mí verla a ella tan adaptada a su realidad húngara, siendo tan venezolana, me dio como un fresquito en el corazón y decidí escribirle un mensaje a ver si me podía ayudar a entender más cómo funcionaban las cosas aquí con los niños.

Inmediatamente ella me respondió y me dijo que pediría que me ingresaran a un grupo de WhatsApp que le había ayudado mucho cuando estaba embarazada y posteriormente al dar a luz; y así fue como me encontré por primera vez frente a frente con un grupo de mamás expatriadas, que cambiaron totalmente mi forma de ver la experiencia migratoria.

Sí, ya había tenido un acercamiento previo a través de un grupo de Facebook, pero aquello no se comparaba con la puerta que se me estaba abriendo, pues allí he compartido ideas y sentimientos con más de 100 mujeres de distintas nacionalidades y culturas que hacen vida en esta ciudad, y que son como un ejército de mamis que brindan apoyo a quienes acaban de llegar.

El grupo en ocasiones puede parecer una locura, una habla de una cosa y otra de otra, mandan fotos, preguntan dónde consiguen tal cosa, o por qué hay que vestir a las niñas de rosado y a los varones de azul, pero cuando alguna necesita algo siempre alguien responde y resuelve.

Ha sido tan efectivo este espacio digital, que les cuento que incluso nuestro primer apartamento acá, lo conseguimos gracias a que una mamá del grupo, que había salido por un tiempo de Hungría y nos alquiló su casa para que estuviéramos allí tranquilos mientras encontrábamos un lugar definitivo.

Nosotros realmente no podíamos creer que esta persona sin conocernos nos alquiló SU casa, con sus cosas adentro, para que nosotros pudiéramos pasar nuestra primera navidad lejos de la familia tranquilos.

A través de este mismo grupo llegué a uno más pequeño pero igual de entregado, dedicado a las mamás de habla hispana, y así fue como pudimos empezar a hacer vida social familiar en este nuevo país.

Varios de nuestros primeros amigos, surgieron a través de estos grupos, o referenciados por alguien que ya conocía a través de estos grupos, a los que yo me refiero como «Grupos de apoyo o soporte».

Estos grupos son muy comunes ya hoy en día en todo el mundo, funcionan en WhatsApp o en redes sociales como Facebook, e incluso en Instagram, y fungen como un gran circulo de apoyo para quienes emprenden un nuevo rumbo en un país distinto al suyo. ¿Qué si me parece una buena idea? Me parece una genial idea, porque así puedes irte haciendo la idea de como funcionan las cosas en realidad, pero además tienes un roce social con muchas culturas diferentes que termina siendo realmente enriquecedor.

Playdates

Así pues fui conociendo actividades, iniciándome en algunas de ellas y compartiendo con otras mamás en situación similar a la mía, de las que uno se va haciendo amiga, y al final los niños disfrutan pasar tiempo juntos, y hacemos lo que se conoce como “Playdates”.

Los “playdates” son citas de juego a los que se va con papá o mamá, o inclusive con ambos, durante un tiempo determinado, en un espacio a conveniencia de ambas partes, pero donde sobre todo los niños estén seguros.

Como Budapest es una ciudad en su mayoría “Kids Friendly”, estos encuentros suelen darse fuera de casa, y en la época de invierno pueden ser en restaurantes, cafés o librerías.

Aunque lo frecuente es ver a las mamis en playdates, esta también se ha convertido en una práctica casi que profesional para los papás, que pueden hacer conexiones laborales con otros padres. Y las mamis, es verdad, también aprovechamos para darle a la sin hueso, y en mi caso practicar una lengua extranjera.

Cuando se vive en un país con un idioma diferente al nativo, es importante que se le dé importancia a nuestro primer idioma, por lo que estas citas también suelen ser muy buscadas para este fin. Si nos ponemos a ver, muchas veces los niños en esta condición lingüística, por llamarlo de alguna manera, entienden lo que los padres les pedimos, pero responden en el idioma que están aprendiendo en el colegio, por lo que compartir con otros niños en el idioma nativo de sus padres, les permite desarrollar nuevas habilidades de comunicación y mantener activo el idioma.

Los playdates no sólo son valiosos para los niños que aún no están escolarizados, que pueden desarrollar valores como compartir, la amistad, imaginación, entre otros, sino que además le sirve para drenar toda esa energía que tal vez les queda grande en casa. Y también para las mamás, que pueden de alguna manera respirar otro aire y hablar de cosas de adultos con otros adultos, durante el tiempo que se supone es de exclusividad para los niños.

Lo importante es que si te interesa organizar un playdate ubiques un sitio en el que los niños estén cómodos y seguros, que les brinde la oportunidad de moverse libremente, donde no dependan exclusivamente de la tecnología, que cuente con sanitarios en caso de un imprevisto, que sea de fácil acceso, e incluso que sea cómodo para ti como mamá (es decir, que puedas sentarte, tomarte un café o compartir una galleta).

En cuanto a la hora de escoger con quien compartirlo, dependerá de tus intereses, pero obviamente la recomendación siempre será que busques hacerlo con mamás que compartan el mismo tipo de valores que tú, incluso si lo estás haciendo como yo para intercambiar idiomas, porque aunque el interés es que los hijos se distraigan, la idea es que las mamás también estén cómodas para hacer más agradable la experiencia.

Si estas nuevo en la ciudad y no sabes con quién puedes organizar una cita de este tipo, te recomendamos que busques a través de grupos de redes sociales como Facebook, grupos de madres y padres expatriados con intereses similares a los tuyos. Por ejemplo, puedes buscar “Mamás latinas en Inglaterra” ó “Hispanohablantes en Rusia”, y colocar una notificación informando de tu llegada y tus intereses.

También te recomiendo que no tengas miedo y te inscribas en actividades extracurriculares donde también pueden participar los padres, ya que es una forma eficiente de conectar con otros padres y ampliar el grupo de referencia. En nuestro caso decidí no inscribir a mi pequeña en las clases de baile venezolano, pero sí hacerlo en las clases de folklore húngaro, y así he podido conectar más con el idioma, pero a la vez con las tradiciones y la cultura, y con otras mamás húngaras, que siempre están dispuestas a tender una mano.

Siempre lo digo a todo el que me dice “emigrar es duro”. Sí, es muy duro, pero más duro es hacerlo solo y no buscar compañía en el proceso, por lo que creo que sin duda este tipo de actividades nos ayudan a llevar mejor el duelo y a ver con mejores ojos todo lo nuevo que nos trae nuestro nuevo hogar.

Ojo, que también me gustaría decirles que todas estas actividades terminan siendo buenas y enriquecedoras, incluso si no hemos emigrado.

Previous Post Next Post

You Might Also Like

21 Comments

  • Reply Pilar septiembre 24, 2019 at 2:15 pm

    A mi también me funciono mucho el buscar grupos. Primero de parejas para salir en grupo y luego grupos de otras mamis. Que importante tener tu tribu… niños juegan, mamis se apoyan 😍😍

    • Reply Carla Kratochvill octubre 15, 2019 at 12:20 pm

      Así es Pilar. Es una tribu muy valiosa y necesaria para la propia salud mental.

  • Reply Funtastic Mom septiembre 24, 2019 at 2:31 pm

    ¡Qué lindo que lograste conseguir esa conexión tan hermosa, Carla! Con Sebas confieso que me sentí tan abrumada que me ensimismé. Quiero hacer el cambio con Ale, ahora me toca buscar dónde tocar la puerta. Gracias por contarnos tú experiencia.

    • Reply Carla Kratochvill octubre 15, 2019 at 12:20 pm

      Seguro todos querran tener una mamá como tu en su grupo. Yo ya quisiera vivir en la misma ciudad que tu.

  • Reply Gaby Castellar septiembre 24, 2019 at 2:45 pm

    Sii la verdad es que la tecnología también tiene sus cosas buenas podernos apoyar a través de esos grupos y conocer gente maravillosa es una bendición cuando se es inmigrante.

    • Reply Carla Kratochvill octubre 15, 2019 at 12:17 pm

      Es un gran alivio, te hace quitarte muchos dolores de cabeza de encima.

  • Reply @mamaversatil septiembre 24, 2019 at 2:53 pm

    Tener amigos acá, además de estar abiertas conocer nuevas personas! Sobre todo después de ser mamás hacemos amigas en un parque en el cole me está haciendo todo más llevadero! Sin hablar de mi tribu virtual donde tú estás amiga gracias por esto!

    • Reply Carla Kratochvill octubre 15, 2019 at 12:16 pm

      El parque después del colegio es un éxito. Algunas redes sociales, Apps como MeetUp por ejemplo, el proceso de inmersión es necesario.

  • Reply Stefany rolong septiembre 24, 2019 at 3:08 pm

    Que buena esta información de verdad que es tan valioso encontrar personas que puedan ayudarnos con este proceso, la solidaridad y el compañerismo entre los seres humanos es la salida a todo 💕💕💕

    • Reply Carla Kratochvill octubre 15, 2019 at 12:15 pm

      ¡Así es! a veces no es fácil conseguir personas solidarias pero normalmente las familias son mucho más abiertas y receptivas a ayudar en estos procesos.

  • Reply Yulissa septiembre 24, 2019 at 3:36 pm

    Puedo comprenderte perfectamente, y mil gracias por compartirnos esto. Muchas pasamos por procesos migratorios y cuán bien nos hace conocer otras personas.

    • Reply Carla Kratochvill octubre 15, 2019 at 12:14 pm

      Es necesario conocer nuevas personas y también saber de primera mano cómo son las cosas en el nuevo lugar.

  • Reply Luisana septiembre 24, 2019 at 3:42 pm

    Es tan importe lo que aquí nos narras, yo también conté con un grupo maravilloso que me recibieron

    • Reply Carla Kratochvill octubre 15, 2019 at 12:13 pm

      ¡Qué bonito saber esto Luisana!

    • Reply Carla Kratochvill octubre 15, 2019 at 12:14 pm

      ¡Qué bueno saber que contaste con este apoyo!

  • Reply Lorena septiembre 24, 2019 at 5:59 pm

    Gracias por compartir tan linda historia, me encanta el alcance y el efecto positivo de la crianza en tribu

    • Reply Carla Kratochvill octubre 15, 2019 at 12:13 pm

      La tribu es poderosa.

  • Reply Myrah Duque septiembre 24, 2019 at 7:04 pm

    Muy buen post! Me parece super importante contar con un grupo de apoyo para los adultos y playdates para los chicos. Es una buena forma de dialogar con otras personas en tu misma situacion.

    • Reply Carla Kratochvill octubre 15, 2019 at 12:12 pm

      Es vital para los adultos. Un abrazo.

  • Reply Marines Duarte septiembre 24, 2019 at 8:20 pm

    Para mi los playdates y los grupos de mamáss siguen siendo vitales para sentirme integrada aquí en Miami! ¡Mil gracias por compartir tu reflexión!

    • Reply Carla Kratochvill octubre 15, 2019 at 12:12 pm

      ¡Qué bueno saber que incluso donde hay tanta comunidad ya hecha, se hacen estas cosas!

    Leave a Reply