Pareja y Familia

La vida de las familias multilingües

Una de las cosas que más me preguntan por privado en redes sociales, es ¿qué idioma habla mi hija? Y por eso me he animado a escribirles un poco sobre esto, más con mi experiencia de vida que con cualquier aval profesional.

Para responder la interrogante, les aseguro que mi peque no habla ningún tipo de papiamento. Es nativa del húngaro y el español, y entiende algunas frases básicas del inglés. Ahora viene la segunda pregunta, ¿Cómo lo han logrado?

Para ser sincera ha sido un trabajo de hormiguitas que, tanto papá como yo, hemos ido haciendo con mucha paciencia pero sobre todo con amor y un único objetivo, regalarle herramientas para su vida.

Desde el momento en que nos planteamos la posibilidad de tener hijos, mi esposo y yo acordamos que él mantendría vivas las tradiciones familiares a través del idioma, y que el futuro bebé debía escuchar húngaro desde que estaba en la barriga. Esto lo hicimos sin imaginarnos que venir a vivir a Hungría sería nuestro destino.

Evidentemente, el español es el idioma nativo de mamá y de la mayoría de la familia, y habiendo vivido su primer año en un ambiente donde el único idioma (salvo lo que su papá y abuela le hablaban) era español, pues no podíamos esperar otra cosa. Sin embargo, tengo que destacar que la primera palabra de nuestra peque, cuando aún vivíamos en Venezuela, fue perro en húngaro, y ella estuvo días diciéndolo cada vez que veía un perro, sin yo imaginar que estaba diciendo algo con significado, hasta que su papá la escuchó.

Después de aquella primera palabra, puedo decir que al menos el 30% de las cosas que dijo, eran palabras en húngaro.

Una vez emigramos, vino un poco la confusión para ella, y de las pocas cosas que decía, durante un mes estuvo prácticamente balbuceando, pero cuando empecé a preocuparme, entonces ella empezó a armar frases, algunas en español y otras tantas en húngaro. Para ese momento, su cerebro estaba haciendo los ajustes necesarios, pues ahora no sólo escuchaba sus dos lenguas sino que además mamá, con quien estaba todo el tiempo, empezó a hablar inglés como parte de su rutina diaria y eso tenía un poco confundida a la niña.

¿Qué nos ha servido? Sin duda alguna el roce con otros niños de su edad que hablen alguno de los idiomas en los que ella se desenvuelve.

Cuando no estaba en el colegio, era un poco más difícil porque a la hora de socializar en los playdates prácticamente todo ocurría en inglés (que es su lengua menos fuerte) y ella terminaba por no hablar. Pero llegada la etapa escolar, vivir en húngaro le ha permitido ser mucho más libre con el idioma.

Hace unos días me preguntaba una amiga si no me daba miedo que se perdiera el español, ya que la verdad sea dicha, mi hija ha sido una gran maestra de húngaro para mí. Y la verdad es que no me da miedo porque sé que no lo vamos a perder; para ella es muy claro que conmigo siempre debe hablar en español a pesar de que yo entienda algunas cosas en húngaro, y que con papá puede hablar en cualquiera de los dos idiomas.

¿Qué practicamos para mantener ambos idiomas activos?

  • Vemos comiquitas o películas en ambos idiomas.
  • Leemos cuentos en ambos idiomas.
  • Jugamos en ambos idiomas. Y haré especial énfasis en esto, porque los niños aprenden un montón de cosas mientras juegan, y en estos momentos podemos enseñarles mucho vocabulario.
  • La música es una herramienta vital. Cantar con los niños en los idiomas que queremos enseñarles, es vital para ayudarlos a desarrollar el idioma y facilitarles la pronunciación.
  • Ambos padres, tratamos de hacer la misma pregunta en ambos idiomas. Siempre verificamos que nos esté respondiendo lo mismo, y evidentemente en uno de los dos idiomas suele dar más detalles.
  • Nos reunimos con otras familias que manejen los idiomas que queremos reforzar, esto nos permite socializar pero también el refuerzo de las formas más moderna del lenguaje.
  • Corrige cuando sepas que están diciendo algo mal. En nuestro caso, algunas veces la niña habla español con la forma gramatical del húngaro, y apenas lo dice ambos tratamos de corregirla para que no pierda su acento nativo.  

¿Cómo va a ser la situación con el bebé que tenemos en camino? Eso sí que no se los puedo responder todavía, pero papá ha sugerido que apliquemos la misma técnica hasta el momento del nacimiento, cuando en casa papá empiece a hablar en español y la hermana mayor sea quien enseñe el húngaro que será reforzado en la escuela.

Desde que emigramos la percepción de los idiomas para mí ha cambiado totalmente, y ahora veo que todo lo que podemos regalarle a nuestros peques que tenga que ver con aprender un nuevo idioma, es una ganancia increíble para sus vidas.

En nuestro caso, vivimos en un país donde la mayoría de sus habitantes hablan dos o tres idiomas, por lo que es prácticamente vital que uno crie a sus niños con un patrón de aprendizaje que abarque más habilidades comunicativas, que otras cosas.

Algo que nos ha encantado del sistema educativo húngaro, es que usan la música como herramienta de enseñanza, y por eso también nosotros lo aplicamos en casa. Además de esto, el sistema considera que es mucho más importante que los niños aprendan a escuchar y luego a hablar, que empezar a leer en pleno proceso de desarrollo del habla, lo que al final se resume en que los niños aprenden a leer con mucha mayor rapidez y fluidez porque se les hace mucho más fácil identificar las palabras y frases.

Así que nos hemos ido nutriendo también de ambos sistemas educativos, de ambas culturas y así facilitamos el hecho de ser una familia multilingüe.

Por último les diría que no creo que seamos superiores a nadie, pero sí creo que en un mundo globalizado como el de hoy, un niño que maneje dos o más idiomas, sin duda alguna tendrá ventajas sobre el resto, y mucho más si las lenguas que maneja se encuentran entre las más utilizadas.

Si he respondido sus preguntas, me gustaría ahora saber cómo lo llevan ustedes, y qué es lo más fácil y lo más difícil de mantener en este proceso.

Previous Post Next Post

You Might Also Like

10 Comments

  • Reply CarlaSanchez.Oficial octubre 29, 2019 at 1:47 pm

    De verdad me ayudó mucho leerte, yo pienso que aprender otros idiomas es súper útil para nuestros niños y para su futuro, y apoyo todo lo que sea aprendizaje y experiencias en pro de su desarrollo

    • Reply Carla Kratochvill octubre 29, 2019 at 2:36 pm

      Es una herramienta a la que, a lo mejor, en los países latinoamericanos no se les da tanta importancia. Pero aprender idiomas es abrir puertas al futuro.

  • Reply Tere octubre 29, 2019 at 1:54 pm

    Buenísimos todos los típs! Sobre todo que queremos que ella tenga los 2 idiomas para cómo dices tú darle herramientas para el futuro

    • Reply Carla Kratochvill octubre 29, 2019 at 2:36 pm

      Y con el español y el inglés estará capacitada para poder comunicarse con más del 30% del Planeta

  • Reply Pilar octubre 29, 2019 at 2:38 pm

    En casa también lo conversamos cuando estaba embarazada . Vivimos en Eeuu, yo soy peruana y mi esposo escosés. Así que cada uno le hablaba en su idioma.
    Al día de hoy ambos son bilingües. Spencer (2 años) aún mezclando los 2 idiomas, pero esto también fue así con Skye, ya luego los van separando naturalmente

  • Reply @mamaversatil octubre 29, 2019 at 2:41 pm

    Me está funcionando mucho leer en ambos idiomas antes de dormir! No podemos perder el idioma principal y mucho
    Menos las tradiciones!

    • Reply Carla Kratochvill diciembre 9, 2019 at 11:54 am

      Así es, el idioma tiene mucho que ver con la cultura, pero es importante destacar también que cuando se esta introduciendo a los niños en un nuevo idioma ayuda un poco reforzarlo con cosas de la vida diaria. Les ayuda a ellos y a nosotros también.

  • Reply Lía Rodríguez octubre 29, 2019 at 2:50 pm

    Encantada con tu Post porque en casa pues decidimos que se habla sólo español y cuando comience el cole pues que aprenda inglés

    • Reply Carla Kratochvill diciembre 9, 2019 at 11:53 am

      Es muy importante esto amiga, los idiomas abren muchas puertas pero también nos conectan con nuestra cultura.

  • Reply Yolanda abril 7, 2020 at 6:47 pm

    He leído con gran interés su artículo sobre La vida de las familias multilingües y puedo decir que es uno de los mejores artículos que he leído.

  • Leave a Reply