Maternidad

¡He vuelto!

¡Quiero escribir! ¡Quiero hablar! ¡Necesito volverles a contar!

¿Se han sentido alguna vez así como con ganas de gritar, de soltar esas cadenas invisibles que muchas veces nos detienen?

¡Pues yo he decidido dejar de sabotearme! Y les confieso que no ha sido fácil, ya que me he estado conociendo más, encontrándome con mi esencia que yacía un poco polvorienta en una parte de mí, y aunque ha sido un camino tormentoso, ha sido divino volver a conectar conmigo misma.

Nos venden la idea del amor sacrificado, del amor idílico, de que si no duele no lo merecemos, y después nos topamos con la historia del amor propio, que realmente es el más importante de todos los amores que tenemos en la vida. Pero este, lejos de lo que muchos creen, no es un amor tan rosa, sino más bien uno de muchos altos y bajos porque solemos conocer mejor a los demás antes que a nosotros mismos.

Cuesta admitirlo pero es cierto, y en esa búsqueda de nuestra felicidad a través de nuestro propio bienestar, podemos caer en rincones muy oscuros de nuestro ser, pero es allí cuando más debemos aferrarnos a lo que nos gusta, y sobre todo a lo que nos define.

Este blog es para mí es una de esas cosas, no es un desahogo, porque más que un escape es una necesidad intrínseca en mí, es parte de mi esencia eso de conectar con otras personas, y más en esta etapa conectar con otras mamás, que como yo nos ha tocado maternar en el extranjero, pero que además estamos sometidas al constante cambio.

Tengo mucho rato perdida de este medio, no por decisión propia sino por las circunstancias de mi vida en este momento, y la verdad es que ya me siento preparada para volver.

Escribir para mi es una forma de sentirme libre y viva, y no puedo seguirla apagando por lo que otros puedan pensar o decir de mí.

Ya es bastante duro el mundo con nosotras como para que le pongamos más peso a lo externo, al tercero, al que no somos nosotras mismas, así que vuelvo. Y vuelvo con más ganas, con más historias, con más conexión y con una misión clara, conectar con tantas mamás como sea posible, para que nunca ninguna de nosotras se sienta totalmente sola o perdida en este camino de la maternidad.

Hagamos de esta nuestra casa de encuentros, nuestro punto de apoyo y sigamos escribiendo historias juntas, desde el amor y el respeto, y sobre todo desde la complicidad que nos une por ser madres.

Esta soy yo

Para quienes todavía no me conocen (o ya no me recuerdan) soy Carla, así a secas, una mamá venezolana, que vive a miles de kilómetros de su terruño, en el que ahora considera su nuevo hogar, Budapest.

Sára y Shantal son mis dos razones para alcanzar una mejor versión de mi cada día, y es por ellas y por mí, que he creado este espacio.

Soy periodista de profesión y arquitecto frustrada. Me encanta la fotografía, pero sobre todo me fascina conectar con otras personas, y por supuesto, escuchar y contar historias.  

¿Me acompañas?

Previous Post

You Might Also Like

5 Comments

  • Reply Linda+Del+Grego abril 22, 2022 at 2:38 pm

    Bienvenida de nuevo y aquí te estábamos esperando, me encanto leerte

  • Reply Anne Marie Leon abril 22, 2022 at 3:11 pm

    Carla, bienvenida! Estoy tan contenta de que regresaras y con más energía que nunca, por aquí te esperábamos con mucho cariño, así que estaré atenta a tus próximos posts!

  • Reply Denise abril 22, 2022 at 3:17 pm

    Que genial que volviste! Me encanta la forma en que escribes y siempre tienes info oportuna. Welcome to the conga!! Besos

  • Reply Maria de los Angeles abril 22, 2022 at 4:19 pm

    Estar cerca de Dios es mágico, te da confianza y amor, estamos en sus manos💙

  • Reply Gaby abril 22, 2022 at 4:24 pm

    Claro que te acompaño. Que bueno que vuelves a escribir esa habilidad está en tí. No la dejes más por favor.

  • Leave a Reply