Pareja y Familia

El necesario Day-Off

El hecho es que con el tiempo nos empezamos a percatar que otros papás simplemente se tomaban el día para llevar a sus peques al parque, almorzar con ellos en calma o dormir un poco más. Y eso es lo normal, ahora lo entiendo.

Ojo, con esto no estoy diciendo que los niños no necesiten rutinas ni horarios, sino que dentro de esos parámetros, también les viene bien de vez en cuando tomarse el día.

Con la llegada de la segunda barriga, pues nos tocó reformularnos un poco más la cosa, porque si bien empecé a practicar “el día libre porque sí” (como yo lo bauticé), las circunstancias cambiarán en algunas semanas y el día libre no será para dedicárselo a una sola persona sino a dos.

Los niños también se cansan

En todo caso es cierto, los niños se cansan de las rutinas ajustadas e incluso cuando la pasan genial en sus colegios, habrá días que el cuerpo simplemente les pida un break. ¿O es que a ustedes no les ha pasado de grandes que simplemente dicen “necesito un tiempo fuera”, unas vacaciones, parar la rutina o como quieran llamarlo? Entonces ¿Por qué es que creemos que los niños no lo necesitan también?

Pero averiguando y leyendo me encontré además con un montón de artículos y estudios que avalan estos días, y que convalidan un montón de beneficios que nosotros mismos hemos experimentado como familia. Entre ellos destaca un artículo científico en el que se asegura que los niños crecen más rápido (de tamaño físico) cuando están de vacaciones o pasando tiempo de ocio con sus seres amados.

Les cuento que hace unos días nos levantamos por la mañana y el agotamiento era evidente en todos en casa. La verdad es que papá no podía suspender sus reuniones pero Sára no podía con su alma, ella que siempre se levanta contenta ese día lloraba, se volvía a acostar, me decía cualquier cosa sin sentido hasta que dije la frase mágica “Hija, ¿quieres pasar el día libre con mamá?”. Su reacción fue inmediata, sus ojitos brillaron diciendo que sí, se despojó de su traje de invierno y volvió a la cama con gran placer pidiéndome que la abrazara.

Dormimos por casi 3 horas más las dos abrazadas, y al momento de despertar de forma natural, no hubo más que amor y sonrisas. Esta pequeña que me roba el corazón me dijo “gracias mami, necesitaba dormir más”. Y a esas horas de la mañana (casi medio día) iniciamos un día de actividades diferentes a lo que normalmente hacemos, y el día fue realmente genial, un día que recordaremos las dos. Al día siguiente estábamos recargadas para retomar las rutinas.

Pero este post realmente quiere dejarles algunas reflexiones puntuales sobre la importancia de enseñarles a los hijos que está bien tomarse un día libre de rutinas para conectarnos.

¿Qué nos deja este día libre extra?

-Podemos crear más empatía con los niños. Nos conectamos con facilidad y libertad.

-En los días donde no hay rutinas prestablecidas, los peques suelen mostrarnos más aspectos de ellos que nos vamos perdiendo producto del día a día, por lo tanto podemos aprender cosas de ellos que nos permiten conectarnos de forma más eficaz en la vida diaria.

-Nos liberamos de cargas negativas como las pataletas o las respuestas negativas, ya que nos dedicamos atención exclusiva los unos a los otros.

-Les mandamos el mensaje correcto. “Hijo, tú me importas y aquí estaré siempre para ti”. Esto va más allá de cualquier demostración de empatía o amor, se trata de una conexión.

-Les mostramos con el ejemplo, la importancia de descansar de verdad, de que todo tiene su tiempo y que así como las obligaciones o responsabilidades tienen que ser atendidas, su cuidado personal también es importante. No todo puede ser vivir para trabajar o para cumplir obligaciones.

-Los niños sienten más confianza en el núcleo familiar, ya que incluso podemos mejorar la comunicación.

-Se ha comprobado científicamente que se produce y libera más oxitocina, la bien llamada hormona del amor y la felicidad.

-Durante este tiempo podemos estimular su imaginación y creatividad.

Y ustedes, ¿han practicado el día libre? Me encantaría conocer sus experiencias.

Previous Post Next Post

You Might Also Like

10 Comments

  • Reply Yulissa febrero 19, 2020 at 3:19 pm

    Bravo por esta maestra!!! Ojalá y se multipliquen en todas las escuelas. Me gusta su empatía.♥️

    • Reply Carla Kratochvill febrero 24, 2020 at 8:36 pm

      Aquí es una filosofía en muchos colegios, eso nos alivia.

  • Reply María F Urrutia febrero 19, 2020 at 3:42 pm

    Me encanta esta costumbre! Debería normalizarse más a nivel mundial, porque comúnmente se cree que El Niño que no quiere ir al cole es porque es flojo

  • Reply Maria Paola Sierra febrero 19, 2020 at 4:15 pm

    Carlota qué buen post, realmente lo necesitaba 🧡

  • Reply @mamaversatil febrero 19, 2020 at 4:24 pm

    Es necesario por nuestra salud y la de todos en la casa, que gran aprendizaje validar la emoción de los niños y enseñarles que deben escuchar su cuerpo y atender sus necesidades ❤️

  • Reply Stefany rolong febrero 19, 2020 at 4:27 pm

    Wow de verdad que a aveces no nos damos cuenta la importancia que tiene pasar tiempo libre con nuestros hijos y la educación tradicional a la que venimos acostumbrados no nos enseña esto, un día libre, entenderlos, escucharlos y comprender la importancia de compartir en familia 💗

  • Reply Gaby Castellar febrero 19, 2020 at 7:11 pm

    Me gusto leer este post porque muchas veces me he sentido culpable por tomar esos días off no llevandola a la escuela, en vez de verlo como un tiempo necesario para mi niña y para mi

    • Reply Carla Kratochvill febrero 24, 2020 at 8:23 pm

      ¡Uff! Es super necesario ese tiempo de compartir con los peques y enseñarlos que es necesario un tiempo de desconexión.

  • Reply Marines febrero 20, 2020 at 4:49 am

    Me fascina esta filisofia y creo 💯 que debe ser asi, ese dia lobre es super necesario!

    • Reply Carla Kratochvill febrero 24, 2020 at 8:21 pm

      No todo puede ser obligaciones.

    Leave a Reply