Browsing Category

InstaLive

InstaLive

Gretel Ortiz Reitchar: “Nuestras ganas de salir adelante tienen que ser más grandes que todo”

Hace 15 años, forzados por la situación país, Gretel Ortiz Reitchar salió de Venezuela rumbo a Tenerife con su familia y una maleta cargada de sueños, pero como ella misma dice y mucho más importante, con una página del pasaporte llamada “reinventarse” como carta de presentación, que la ha hecho llegar a donde están hoy.

15 años más tarde, ahora desde Alemania, Gretel nos cuenta de su vida desde la reinvención de sus propios paradigmas y nos inspira todos los días a través de su cuenta de Instagram @mango_coco_official. El pasado jueves 4 de julio, tuvimos el placer de conversar con ella en nuestro Live de “Especialista y Mamá” y aunque la conexión no nos ayudó mucho, aquí les dejo parte de lo que conversamos y de esas experiencias que pueden ser inspiración para otros.

-Gretel en 15 años han emigrado dos veces, ¿Cómo han sido esos procesos?

-Sí, la verdad es que primero fue muy fácil porque en Tenerife teníamos el mismo idioma, la gente de la isla es más o menos como uno, entonces te adaptabas rápido. Tengo que decir que el idioma y el clima fueron grandes ventajas en ese proceso de adaptación, pero no puedo mentir, la distancia duele y duele siempre. Emigrar implica que te acompaña una nostalgia, pero no puedes quedarte ahí, hay que integrarse rápido.

Nunca le mientan a los hijos con cosas que no pueden cumplir. Nosotros le habíamos dicho a los niños que si no nos gustaba nos podíamos devolver y no era así, un día Carlitos, mi hijo mayor, me dijo que quería que volviéramos, y ver su cara cuando tuve que decirle que no se podía, que el pasaje solo era de venida, fue terrible. Creo que en ese momento sentí que me equivoqué»

-Estudiaste teatro, ¿te has dedicado alguna vez a tu profesión fuera de Venezuela?

-Oye no, las tablas como tal quedaron en Venezuela, pero desde otro ángulo yo decidí ser la protagonista de mi vida, así que de alguna manera trabajo en mi profesión todos los días. Y más recientemente, no fue hasta hace poco que empecé a dar clases extra escolares en una escuela primaria y ahí enseñamos artes a niños de primero a cuarto grado, hay un poco de pintura, de teatro y yo he aprovechado incluso de enseñarles “La pulga y el piojo” de Serenata Guayanesa en español y por supuesto traducirla un poco al alemán.

-¿Alguna vez has sentido que te equivocaste al emigrar o que fue un error?

-Sí, cuando nos mudamos a Alemania la adaptación no fue fácil, sobre todo para los niños; pero allí aprendí que no se le debe mentir nunca a los hijos, y ahora se lo digo a todos los padres que puedo, nunca le mientan a los hijos con cosas que no pueden cumplir. Nosotros le habíamos dicho a los niños que si no nos gustaba nos podíamos devolver y no era así, un día Carlitos, mi hijo mayor, me dijo que quería que volviéramos y ver su cara cuando tuve que decirle que no se podía, que el pasaje solo era de venida, fue terrible. Creo que en ese momento sentí que me equivoqué, pero el tiempo nos ha ido dando la razón de que no fue así.

-Justo hace unas semanas Carlitos se graduó y fue el orador de su graduación escolar…

-¡Sí! Por eso te digo, vinimos a cumplir sueños y metas, emigramos porque queríamos darles lo mejor a nuestros hijos y a nosotros mismos, y verlo ahí ese día, dando un discurso en alemán del que yo no entendía todo, pero que todo el que allí estaba lo entendió, me hizo darme cuenta de que habíamos hecho lo correcto. Vinimos a cumplir metas, y esta era una de ellas, así que es un triunfo de toda la familia. Por supuesto, más de él, pero de todos que tuvimos que sacrificar cosas y adaptarnos a un mundo nuevo.

Definitivamente ha valido la pena y yo lo digo como la mamá más orgullosa del mundo.

-Ese momento con Carlitos en que sentiste que lo decepcionaste como mamá no ha sido lo único malo al emigrar, ¿o sí?

– Tú bien sabes que no mi Carla, porque nos conocemos de siempre. Yo lo que trato es de dejar siempre las cosas malas a un lado y mostrar lo positivo, pero sin duda no es fácil emigrar y todos los retos que enfrentas. No todo ha sido color de rosas, te podrás imaginar cuando a Carlos, mi esposo, le dieron los dos infartos, eso fue un momento muy malo para nosotros, no solamente porque no sabíamos que pasaría con Carlos, toda la angustia de su estado de salud, sino que además uno piensa cosas como ¿Qué pasa si se me va y yo sola tan lejos con tres niños que alimentar?, la mente te juega sucio.

Después de eso viene enfrentar la realidad, que él no pudo trabajar por mucho tiempo porque no le daban el alta médico para hacerlo, entonces viene la carga económica y un sinfín de cosas más, pero te digo que de eso también aprendimos muchas cosas, y por lo menos yo te digo que más nunca vuelvo a dejar de dormir porque creo que no tengo dinero para hacer algo, o porque siento que me falta algo material. La vida es una sola como para desperdiciarla en el miedo.

-Entonces en este punto de tu vida, ¿cuál crees tú que es el secreto de una migración exitosa?

-Son varias cosas. La primera es emigrar sin miedo, porque el miedo no es buen compañero en muchos casos. Después está la actitud con la que asumes el reto, yo siempre trato de agradecer todo lo que pido; es decir, si yo le pido a Dios salud y tengo salud, yo agradezco eso y lo dejo claro en mi vida.

Y por otro lado siempre digo que con tu pasaporte, que es lo que necesitas para viajar, tienes que meter toda la capacidad de reinventarte que tengas, porque nuestras ganas de salir adelante tienen que ser más grandes que todo. Y eso sí, lo que decidas hacer, hazlo bien.

-¿Reinventarse en qué sentido?

-En todos los sentidos posibles. Uno tiene que salir abierto a un mundo nuevo, a aprender, a hacer cosas que a lo mejor no estabas acostumbrado mientras consigues lo que realmente quieres. Yo me reinvento todos los días y eso me ha servido, ser más flexible y te permite también conocer otras cosas que no pensaste conocer. Hay que estar abierto y dispuesto.

-¿Qué le puedes recomendar a quienes emigrar a países con culturas e idiomas diferentes al nativo?

-Lo mismo que te dije a ti una vez, habla. No tengas miedo de hablar, equivócate y aprende de eso. Cuando uno emigra a este tipo de países busca comunicarse como sea, imagínate yo que hablo tanto, tenía que buscar la forma de conectar para sentirme a gusto, entonces yo aplicaba cuanto lenguaje fuera posible con tal de poder comunicarme; hace nueve años cuando llegamos aquí, no existía toda esa tecnología que hay hoy con los celulares por ejemplo, y al final el nativo agradece ese esfuerzo y te ayuda a mejorar, así que otra vez digo que no hay que tener miedo, la actitud mueve todo.

-Ya para terminar, ¿hay algo más que quieras agregar?

-Sí, ya les dije que no le mintieran a sus hijos, pero tampoco asuman que para ellos es fácil enfrentarse a los cambios, así que hagámosles el cambio más sencillo dejando de comparar lo que tenemos ahora con el pasado, porque eso puede ser una tortura para ellos. Hay que de alguna manera vez lo positivo de lo que tenemos y ver lo que estamos ganando, verlo nosotros y mostrárselo a ellos para que todo sea más fluido para ellos también.

InstaLive

Ana Guarecuco: «Reconocer el trabajo de los niños genera confianza en sí mismos»

Ana Patricia Guarecuco es una de esas mujeres que te inspiran confianza aun sin conocerla. Ingeniero electrónico de profesión y artista plástico de ocupación, es una de esas mamás venezolanas inmigrantes que se va abriendo camino en Europa y el mundo con su talento, a la par que va aprendiendo poco a poco a ser mamá.

En esta oportunidad, ha sido mí invitada a “Especialista y Mamá”, pues su inspiradora historia no puede ser más que un ejemplo para todos, de que en la vida lo importante es ser feliz y que es en eso en lo que se basa la perfección.

Con ella hablamos sobre los procesos creativos y cómo nos ayudan en la maternidad y aquí te dejamos un extracto de esta entrevista que le realicé desde InstaLive el jueves 27 de junio.

-Ana P, eres mamá, eres esposa, eres mujer, ingeniero, yo conozco parte de la historia pero… ¿Cómo es que te conviertes en pintora?

-Bueno, la verdad es que llegué a esto después de la inesperada muerte de mi mamá y mi abuela en un accidente de tránsito. Yo vivía con ellas en Barquisimeto (Venezuela), y pues las perdí y más allá de la perdida me quedé sola, porque ya mi hermana no vivía con nosotras.

En todo ese duelo, que era inexplicable yo empecé a preguntarme ¿qué pasa si? Y me di cuenta que, aunque me gustaba lo que hacía, yo quería ser dueña de mi tiempo y quería hacer algo con lo que realmente yo me sintiera feliz. Así di el paso, bajo esas dos premisas.

-¿Pero tenías estudios en artes?

-Sí, había hecho una que otra cosa pero nada formal. Pero eso iba más allá del estudio, era algo que me conectaba con mi esencia, yo sentía que me liberaba pintando, así que decidí dedicarme a eso.

­-¿Y cuál fue la primera reacción de la familia?

-Primero pensaron que el impacto de la muerte de mi abuela y mi mamá me había vuelto loca. Mi familia creyó que esto era así como que mañana dejo de trabajar y esperemos a ver de qué vivo luego, pero no, para mí todo era un plan que al final me llevaría a donde estoy hoy.

Sí, renuncié y tenía un dinero para mantenerme en caso de emergencias, e incluso conseguí luego un trabajo como ingeniero que me permitía controlar mi agenda, pero no era lo que quería, así que seguí trabajando duro, investigando e informándome para vivir del arte. Cuando mi familia vio de qué iba mi plan realmente, me apoyaron bastante, no puedo decir lo contrario.

-Vives del arte pero a la vez tienes ahí a tu hija contigo, ¿cómo manejas tu tiempo?

-No te puedo negar esto, yo llevo una agenda y soy muy estricta con ella. Evidentemente, si estoy con la niña soy más flexible y puedo mover ciertas cosas, si no puedo hacer algo lo hago cuando ella se duerme y cosas así, pero vivo exigiéndome cumplir con mi agenda, para hacerme el hábito y cumplir con mis metas y compromisos.

No es fácil, a veces el día no rinde, pero sobre todo cuando mi hija está en su guardería, es cuando yo más me exijo por cumplir las cosas, es como un reto.

@anap_art en su taller en Italia

-Pero vemos mucho a tu bebé en el taller también, y eso es algo que me llama la atención porque muchos padres pueden ser más bien celosos con su trabajo. Es decir, tú vives de lo que hay en ese taller.

-Sí, pero no veo por qué negárselo. Esa es una forma de que ella también experimente y se sienta libre. En todo caso en el taller hay algunas reglas, ella tiene sus pinturas y sus cosas para pintar, y están las cosas de mamá también, y esas no se tocan porque le hemos explicado que ese es el trabajo de mamá.

No te negaré que hemos tenido accidentes, una vez me volteó un cuñete de pintura y fue un total desastre, pero fue un accidente y hay que entenderlo de esa manera, son cosas que pueden pasar y pasarán, pero trato de no decirle que no porque al final estar allí para ella también es bueno.

-¿Es buena la pintura entonces para todos?

-Oye sí, sin duda alguna. Podría hablar de cosas científicas y tal, pero por experiencia puedo decir que el arte es una forma de comunicación, de expresarte aun cuando no puedes hablar. Yo siento que mi hija me habla a través de su arte y eso me parece maravilloso.

Además también es una manera de drenar nuestros sentimientos y emociones, y de relajarse.

-¿Y cómo la motivas a pintar o simplemente dejas un trabajo abierto?

-A mí me gusta que se exprese y la verdad es que como a muchos niños le gusta pintar, pero te puedo decir que hace unos días nos entregaron los dibujos y los trabajos del colegio que ella ha hecho durante el año, y decidimos ponerlos en una esquina de la casa, los pegamos todos como si fuera una exposición y ella está tan feliz con eso. Nosotros le explicamos, la felicitamos por su esfuerzo y ella se siente feliz porque le estamos haciendo un reconocimiento y eso genera confianza.

-¿Ese fue el propósito?

-Sí claro, reconocer su trabajo pero también ayudarla a generar confianza y autoestima. ¿Qué mejor manera de decirle a tu hijo el valor que tiene que haciéndole saber lo orgullosa que estás?

-Totalmente de acuerdo y una idea muy linda además.

-A los niños hay que formarlos en valores.

Si emigramos fue para avanzar y en esa situación, como en otras tantas de la vida, uno tiene que tener la mente abierta a nuevas experiencias, estar dispuesto a adaptarse y sobre todo tienes, desde todo punto de vista, que revalorizar lo que es cotidiano»

Ana Patricia Guarecuco

-Dices eso y me viene a la cabeza verte en esos videos recorriendo tu nueva ciudad en bicicleta con tu beba atrás, parece que danzan con el viento, ¿Qué te ha hecho involucrarte o sentirte tan cómoda en una sociedad tan diferente a la nuestra?

-Carla siempre lo he dicho y para mí es como un principio de vida, si emigramos fue para avanzar y en esa situación, como en otras tantas de la vida, uno tiene que tener la mente abierta a nuevas experiencias, estar dispuesto a adaptarse y sobre todo tienes, desde todo punto de vista, que revalorizar lo que es cotidiano.

Puede ser muy fácil ir por allí quejándose de todo y de nada, pero ¿por qué? Estar vivos, despertar cada mañana, esos son regalos muy grandes que tenemos. Poder ver los árboles, oler un café, ver una mariposa que nos pasa por enfrente, sentir la brisa en la cara, tenemos que aprender a darle el correcto valor a esas cosas, y eso es lo que yo he hecho.

Llegamos a Italia, a un lugar que no conocía con un idioma que no conocía y ¿qué más podía hacer? Me tocó abrir la mente, romper paradigmas y revalorizar todo lo que ahora tengo a mi alrededor. Y no te voy a mentir, yo creo que de no haber emigrado, nunca me hubiese inspirado tanto en pintar a Barquisimeto y sus rincones como lo hago, es como poner más atención en cada detalle.

-Entonces ¿vives feliz todos los días?

-No, evidentemente hay días donde uno se siente mal, nadie se siente feliz todos los días de su vida, pero eso no puede ser lo común. No sé, pero vivir en la constante queja y en el “no tengo” es demasiado negativo.

-¿En qué te inspiras entonces? Para pintar digo, porque parece que eres una mujer muy inspirada en todo sentido.

-Mira, particularmente soy una persona entregada al trabajo creativo, entonces si yo revalorizo, si le doy la verdadera fuera y energía a lo positivo que hay en mi entorno, si leo, investigo, conozco cosas nuevas, así voy creciendo y me voy inspirando.

-Se nos ha pasado el tiempo muy rápido pero me encantaría que dejes un consejo de vida para las madres en general, pero especialmente a las inmigrantes que como nosotras estamos en lugares donde no es común emigrar.

-Oye, yo tengo dos reglas en este tema. Primero es la regla de los tres días. Es decir, habrá días que te sientas mal y eso no está mal, hay que permitírselo, pero no puedes sentirte mal por más de tres días. Emigrar también implica un duelo y hay que vivirlo, es tonto no permitirse vivirlo, pero tampoco podemos caer en la continua tristeza.

Y lo que me ayuda con esta primera regla, es escribir por qué salí de mi país, cuál fue mi motivación y qué he logrado hasta ahora. Cuando me siento mal, cuando dudo si hice lo correcto o no, leo eso y no me doy más de tres días para volver a sentirme bien.

Esto también aplica a la maternidad, que de alguna manera te enseña también a ser inmigrante y a reinventarte una y otra vez.

InstaLive

Maria Parra: “El destete necesita que estemos presentes”

Durante nuestro tercer encuentro de “Especialista y Mamá”, contamos con la participación divina de María Parra, ultra conocida en las redes sociales como @mamáversatil y especialista en Lactancia Materna, quien nos contó su experiencia personal con el destete y nos habló a profundidad sobre los mitos más conocidos del destete.

Cuando contacté a María para realizar esta entrevista, las dos estábamos claras que había que hablar de lactancia materna, pero ninguna quería hablar de lo mismo de siempre, así que allí nació la idea de tocar eso de lo que nadie habla, los mitos del destete. Y es que sí, todas las mamás que hemos dado lactancia materna a libre demanda, después de habernos adaptado a muchos cambios, nos toca dar un paso que muchas veces nos da miedo o nos hace sentir malas madres.

Aquí un poco de la entrevista realizada a nuestra mamá especialista, a través de InstaLive el jueves 30 de mayo por @sinmanualdeestilo.

-María, ¡Qué honor compartir contigo estos 30 minutos! Queremos hablar de los mitos del destete, que hay muchos y cada uno más loco que el otro, pero quiero empezar por el principio y eso es preguntándote ¿qué es el destete respetuoso?

-Bueno, el destete respetuoso no es más que un proceso. Tenemos que reconocer que la lactancia en sí, ya es una situación de conexión madre bebé, y quitar la tética no siempre es fácil. Evidentemente, las mamás a veces podemos estar muy cansadas y eso nos desespera y queremos las cosas para ayer, pero eso puede causar heridas emocionales en el niño, por eso siempre recomiendo que a la hora de destetar se aplique el destete respetuoso.

¿Qué es? Bueno simple, respetar el proceso de separación o despedida del niño con su tetica, que para ellos representa mucho más que alimento.

-¿Cuándo podemos hacer el destete respetuoso?

­-Yo soy un poco radical en esto, y para mí, ningún tipo de destete se debe dar antes del año. Eso para mí, no es posible. Hay muchos mitos con respecto a que si la leche después del año no les hace nada, que si es pura agua, y no, son muchos los beneficios, después del año, la leche materna tiene una cantidad de grasas que benefician al sistema inmunológico y por eso una de las primeras cosas que como mamás empoderadas debemos hacer es dejar de relacionar la leche con la edad.

-¿Por qué destetar entonces?

-Bueno la experiencia me dice que la mayoría de las veces el destete se da por el cansancio de la madre y las presiones del entorno. No es fácil, pero a veces nos toca canalizar el cansancio de otra forma. Tampoco estoy diciendo que demos teta toda la vida, yo misma desteté a mi hijo antes de los dos años, pero usando el destete respetuoso que fue un camino largo.

-¿Qué aconsejas entonces a las mamis que, como yo, estamos en período de destete?

-Lo primero que hay que hacer es reconocer las necesidades del niño y las nuestras propias como mamás. Si el niño está acostumbrado a dormir con su tetica, entonces nos toca enseñarles a no asociar el sueño con el pecho.

La otra cosa es que cuando hemos amamantado durante algún tiempo “largo”, nos acostumbramos a usar la teta para todo, para el calor, para el cansancio, para calmar el llanto, para sustituir comidas, entonces en esos casos, el mayor reto es sustituir la teta o el pecho y hacer lo que conocemos como destete dirigido.

Maria Parra, nos acompaña en la maternidad desde @mamaversatil

-En mi caso, y sé que es el caso de muchas mamás, mi hija no quiere otra leche, no le gusta o lo que sea, quiere la mía y llora como loca por su teti, ¿Cómo sustituimos el pecho entonces?

-No es fácil, tú lo sabes. Sin embargo, para sustituir el pecho podemos valernos de muchos otros recursos como los juegos, la comida, el apoyo del grupo familiar, etc.

Cuando los niños alcanzan los 2 años, empiezan a verse interesados por su entorno, entonces ese es el momento en el que nosotras tenemos que aprovechar e ir sustituyendo las tomas por esas cosas que a ellos les interesa o les da curiosidad.

-Hablamos del niño, evidentemente terminar su relación con el pecho implica su primera “pérdida” o separación, por así decirlo, pero no puedo dejar de preguntarte ¿qué pasa con la madre durante el destete?

-Es muy interesante que lo preguntes, porque el destete también es un proceso hormonal, como muchos de los otros procesos que tienen que ver con la maternidad. Es por eso también que siempre recomiendo el destete dirigido y respetuoso, porque no sólo es respetuoso con el niño sino también con la madre.

La lactancia son hormonas, entonces en el proceso de destete la madre también puede sentir nostalgia, tristeza, culpa, porque la lactancia produce oxitocina y al parar la lactancia pueden bajar un poco los niveles.

«La lactancia son hormonas, entonces en el proceso de destete la madre también puede sentir nostalgia, tristeza, culpa»

Maria Parra – Especialista en Lactancia Materna

Eso sí, estén claras mamitas que el destete de un día para otro es traumático para ambos, tanto física como emocionalmente, por eso nunca lo recomiendo.

-¿Qué recomendaciones básicas das a las mamás que se inician en el proceso de destete?

-Básicamente son cuatro cosas las que siempre recomiendo pero recordando siempre que cada dinámica madre hijo es diferente. La primera es tener mucha paciencia, no es fácil para ninguna de las dos partes y si perdemos la paciencia todo puede ir peor para ambos. En segundo lugar es muy importante hablar con nuestros hijos, explicarle al niño que es hora de dar el paso y explicar por qué sin ridiculizarlo, dejando claro que eso no implica que nos pierdan a nosotras; recordemos que para nuestros hijos también somos alimento.

La tercera recomendación es ir aplazando las tomas, y esto lo logramos distrayéndolos con algo más que llame su atención. Por ejemplo un juego, una bebida que le guste, una fruta que sea de su agrado, etc. Y por último, pero no menos importante, es vital apoyarnos en quien está en casa con nosotros, es decir, que si el padre está involucrado en la crianza, él también tiene que participar activamente en el proceso del destete.

-No puedo dejar de preguntarte uno de los mitos más famosos, ¿Si destetamos nuestros hijos comerán más comida?

-No, rotundamente no. Esto no es una regla, a veces nos cuesta ver que el tamaño del estómago de los niños no es igual que el nuestro, así que dejar el pecho no es nunca sinónimo de que comerá más.

-Otro mito es que si destetamos perdemos la conexión con nuestros hijos.

-Eso sería tan tonto como decir que las madres que ofrecen tetero a sus bebes desde que nacen no tienen la capacidad de crear una conexión fuerte con sus bebés. Esto es algo que va más allá de la alimentación.

-Me gustaría que desde tu punto de vista como especialista, pero también como mamá, nos dejes una reflexión final.

-El destete necesita que estemos presentes y comprometidos con el proceso. No es que como ahora desteto tengo menos tiempo para ofrecer para mi peque, al contrario, el bebé necesita darse cuenta que mamá sigue estando allí y con tanta o más fuerza que antes.

Por esto, también recomiendo no mezclar el destete con otros procesos que el niño asocie con pérdidas, como mudanzas, cambios de colegio, etc.

Por último, tenemos que ver el destete como una oportunidad de oro para experimentar otras conexiones con nuestros hijos, no verlo como perdida sino como la ganancia de otros espacios.

InstaLive

Zulay Rivera: “La mejor forma de enseñarle a los hijos a cuidarse, es a través del ejemplo”

En nuestra segunda cita de “Especialista y mamá”, hemos contado con la experiencia invaluable de una de las mejores dermatólogos de Venezuela, y yo que la conozco en lo personal sé lo comprometida que ella puede ser como profesional, pero aún más como mamá de dos princesas.

Esta entrevista que jugó un poco entre lo informal y lo académico, no podía ser con otra persona que no fuera la reconocida dermatólogo y médico internista, Zulay Rivera, a quien invitamos a este espacio para que nos aconsejara sobre los cuidados básicos de la piel del bebé, algo que pasa un poco desapercibido cuando nos convertimos en mamás. Acá les compartimos la transcripción de un extracto de la amena conversación que sostuve con ella, el pasado jueves 23 de mayo, a través de mi cuenta de Instagram @sinmanualdeestilo.

-Zulay, que gusto verte desde tan lejos. Tenemos que empezar preguntándote algo que puede sonar un poco loco, pero ¿Tus hijas se enferman?

-(Risas) Claro que sí, dicen por ahí que casa de herrero cuchillo de palo, y yo lo certifico. Mis dos niñitas han sufrido de cuantas cosas de la piel puedes imaginarte, son niñas, es normal.

­-Hablando de cosas normales, y aunque ya yo sé la respuesta, ¿es normal bañar a los bebés todos los días?

-No, no es normal y tampoco es bueno. Los bebés, sobre todo los recién nacidos, tienen una piel muy delicada y si los bañamos mucho podemos causarle resequedad u otras afecciones de la piel. Además de que pueden desarrollar dermatitis y se ha comprobado que hay una relación directa entre la dermatitis en la infancia y las alergias (a nivel de nariz) en los adultos.

-¿Entonces qué es lo recomendable?

Lo recomendable es mantenerlos frescos, pero es ¿qué tan mal puede oler un bebé? En todo caso, a la hora de bañarlos, y esto aplica para todos, usar jabones especiales para pieles de bebé o jabones sin detergente, ya que este contenido que es justamente lo que hace la espuma, tiende a resecar la piel. Hay una falsa creencia a que si no te hace espuma cuando te bañas entonces el producto no es bueno o no te limpia bien, y eso no es así, por el contrario te limpia de una forma que te puede lastimar la piel.

-¿Es fácil encontrar jabones sin detergente?

-Hoy en día sí, ya muchos laboratorios comercializan este tipo de productos especiales para las pieles y son muchos los que podemos nombrar. Lo que si puedo recomendar es no confiarse siempre que diga que es para bebé por ejemplo, sino revisar las etiquetas donde aparecen los ingredientes para saber con qué estamos limpiando a nuestros hijos.

-Y si no los podemos bañar, entonces ¿cómo los limpiamos?

-La mejor opción siempre va a ser agua. Aunque usted no lo crea, el agua tal como la conocemos es lo mejor. Repito, ¿qué tan mal puede oler un niño recién nacido por ejemplo? ¿Qué tanto puede haber sudado que requiere un baño?. No digo que no hay casos especiales, pero evidentemente bañarlos todos los días o con mucha frecuencia cuando están pequeños, no es la mejor opción.

Después me van a hablar de las toallitas húmedas, y la verdad es que a esto yo le digo no muchas veces. Las toallas húmedas, incluso las que dice que son libres de alcohol o que son de agua, contienen químicos que pueden producir alergias o resequedad en la piel de los niños e incluso de los adultos, entonces yo siempre le recomiendo a mis pacientes, y lo aplico en casa, que las toallas húmedas son sólo para emergencias, pero si estamos en la calle y hay una opción para limpiar usando agua, prefiero lavarlas a usar las toallas húmedas.

-Ajá, ¿entonces los limpiamos y eso es todo?

-No, evidentemente la piel necesita más cuidados que sólo agua. Si me preguntan es primordial para mí limpiar e hidratar.

La doctora Zulay Rivera, continúa trabajando en Caracas, Venezuela.

-¿Cómo  y cuándo hidratamos?

-Bueno para hidratar hay muchísimos productos que podemos recomendar, solo que todos tenemos pieles diferentes y lo mismo ocurre con los niños. En todo caso, la mejor forma de mantener la piel hidratada es aplicando crema desde el nacimiento, no hay edad para usar cremas hidratantes.

El mejor momento de hacerlo es después del baño, porque además de ir creándoles el hábito, la piel está mejor preparada para absorber la crema. En casa la rutina es bañarnos y aplicarnos inmediatamente la crema hidratante.

-¿Pero no quedamos más pegajosos?

-Fíjate, tienes que ver el panorama completo. Las células de la piel son los ladrillos y la crema es el cemento, entonces después del baño los poros están más abiertos y la crema entra mucho mejor para hacer su función. Y por ejemplo, ahora que lo mencionas, hay niños que practican natación o que van mucho a la piscina, esos niños necesitan mucha más crema que el resto.

También hay niños que desde pequeñitos desarrollan manchas blancas y ellos también necesitan que esas zonas sean más hidratadas.

-Ya que cada piel es diferente, ¿cómo sería la crema hidratante perfecta para cada uno?

-Las mejores son las cremas sin olor, sin color y las que se sienten más densas, estas son las que tienen más capacidad de hidratar.

-Ahora que hablamos de piscina, empieza el verano. ¿Quiénes deben usar bloqueador solar?

-Toda la familia. El uso del bloqueador debe ser un ritual, también si no es verano, es un producto de uso diario porque el Sol siempre está allí haciendo de las suyas, incluso cuando no lo podemos ver. Seré muy clara en que todos, desde los seis meses de edad deberíamos utilizar protector solar y evitar exposiciones prolongadas al Sol durante las horas en las que incide más en la tierra.

El uso del bloqueador debe ser un ritual, también si no es verano, es un producto de uso diario porque el Sol siempre está allí haciendo de las suyas, incluso cuando no lo podemos ver.

-Nos preguntaba por el privado una mamá, ¿cómo hacer en invierno las tomas de Sol con su bebé, si no hay Sol?

-Claro que hay Sol, él siempre está allí. Y las tomas de Sol tal cual como lo harías en el trópico, evitando siempre las horas de mayor incidencia solar ya que los rayos penetran más en la tierra y pueden ser dañinos para la piel.

-¿Y qué hay del protector solar ideal?

-Bueno los estándares cambian un poco entre América y Europa, pero ninguno protege al 100%. Lo mejor es que contenga al menos protección 50, y en América conseguimos bloqueadores con la señal UVA que indican que cumplen con los estándares superiores, es decir que protegen un poco más.

-Ahora las mamás venezolanas que vivimos en Europa nos encontramos con plagas que desconocíamos, como las garrapatas y todo el mundo se vuelve loco con los repelentes. ¿Cómo escogerlo, cómo sabes que no le hará daño al niño?

-El caso de las garrapatas es bien particular, y quiero destacar algo, ningún niño menor de dos años debería usar repelentes no naturales. Muchos de los repelentes tienen un ingrediente llamado permetrina que no debe estar en contacto directo con la piel, así que un buen repelente no es el que contiene más permetrina sino uno que no contenga más de 30%. Y aun cuando se usen repelentes, hay que revisar a los niños. Las garrapatas se pueden esconder en lugares inexplicables, en la cabeza por ejemplo.

-Se nos acaba el tiempo y son muchas las cosas que quisiéramos hablar contigo, pero quisiera que le dejarás una reflexión a las mamis que nos acompañaron hoy.

-Yo también soy mamá, y para mí muchas veces tampoco es fácil lograr que mis hijas hagan lo que es necesario hacer por su bien. Son niñas, estamos juntas aprendiendo esto, pero sí me he dado cuenta, que la mejor forma de enseñarles a tus hijos a cuidarse, es a través del ejemplo.

Créanme que cuando les digo a las niñas que se coloquen crema o hagan determinada cosa y no me ven a mí hacerlo, ellas no lo hacen, por eso ahora la rutina es de las tres. Nos bañamos y enseguida a secarse y a colocarse su crema hidratante, y si por alguna razón a mí se me olvida, allí están ellas diciendo “mami, la crema”. Así que no queda más que hacer las cosas dando el ejemplo.

InstaLive

Johannes Ruiz Pitre: “Amemos a nuestros hijos en presente”

Hace unas semanas atrás iniciamos una sesión en Instagram que me conecta aún más con lo que soy como mujer, porque me doy el lujo de entrevistar durante 30 minutos, a mujeres inspiradoras que más allá de una pantalla son profesionales y también mamás de carne y hueso, en un espacio que he bautizado como “Especialista y Mamá”.

En nuestra primera transmisión, tuve el honor de encontrarme con mi querida amiga y mentora Johannes Ruíz Pitre, CEO de @mimitosdemamá y @familias_positivas, que además de ser la madre de tres divinos mosqueteros, es Neuropedagoga especialista en inteligencia emocional y autora del libro “El amor no malcría”.

Fueron 30 minutos de aprendizaje y sobre todo de enriquecimiento, pero lamentablemente la tecnología me jugó mal y perdimos la entrevista tal como la habíamos grabado. Sin embargo, muchas mamás continúan escribiéndome para conocer qué dijo esa tarde nuestra querida Johannes, y por eso no puedo guardarme solo para mí los extractos más importantes de esta entrevista en la que hablamos de crianza positiva y de cómo las madres que creemos en la crianza con apego somos vistas muchas veces por la sociedad como bichos raros.

Aunque fueron muchos los aprendizajes, lo primero que se me hace importante acotar de lo que dijo Johannes como especialista, es que “en este camino de la crianza no hay trucos fáciles, los niños necesitan respeto, amor, límites y amabilidad, y también tenemos que entender que criar de esta manera implica claramente que los niños también tienen responsabilidades acordes a sus edades”.

“Es importantísimo entender que no existe la madre perfecta, esa es una ilusión que nos puede llevar a vivir frustradas porque también somos humanas»

Johannes Ruiz Pitre

“Es importantísimo entender que no existe la madre perfecta, esa es una ilusión que nos puede llevar a vivir frustradas porque también somos humanas, lo que sí existe y es importante tomar en cuenta es que la familia, sea como sea que está concebida, es un equipo y por ende en ese equipo todos los miembros deben poner su granito de arena”, aseguró la especialista quien confía en la cooperación como un elemento vital de la vida de familia y la crianza respetuosa.

-Johannes pero todo eso suena muy bien, incluso para mí que aplico estos principios de crianza positiva, a veces me cuesta entender sobre todo por los famosos terribles 2.

-Allí está el detalle. Creo que es necesario dejar de llamar a esta etapa los terribles y empezar a entender que son los maravillosos 2 años, ya que es la etapa en la que el niño empieza a despertar ante el mundo y no necesita mucho más que acompañamiento.

-¿Con qué se come eso entonces?

– Carla, muchas veces tu misma como adulto te sientes de una forma que no sabes expresar, nos pasa a todos; y ya siendo adultos sabemos cuáles son las emociones. Entonces ahora imagina a un niño que apenas empieza a vivir, sintiendo dentro él todo esto y no poder decirle a nadie “estoy triste, estoy molesto, estoy cansado”. Por eso tenemos que como adultos y padres responsables empezar a reconocer nuestras propias emociones, y a la vez reconocer y validar las emociones de nuestros niños. Hijo, ¿cómo te sientes? ¿Quieres que mamá te de un abrazo? ¿Me puedo sentar a tu lado mientras se te pasa el enojo?.

Los sentimiento, las emociones, sean positivas o negativas, hay que validarlas y cuando están aprendiendo a vivir y a reconocer hay que presentárselas.

-Entonces también existe esta tendencia a llamar los terribles dos por las pataletas, y todos queremos saber ¿cómo controlarlas?

-No hay trucos fáciles, no existen fórmulas mágicas, estamos tratando con seres humanos, con niños. En el caso de las pataletas, que se dan por muchos factores como frustración por no poder expresar sus deseos o sentimientos, cansancio, hambre, sueño, etc., tenemos que de alguna manera ser fuertes pero amorosos y aprender que la cooperación es clave y que los límites son necesarios para todos.

-¿Qué hacer entonces?

-Supongamos que tu hijo quiere que le compres algo y tú no puedes o no quieres hacerlo, no es quedarnos solo en el “no y punto”, sino llevarlo a un punto medio. Siempre digo que no se trata de ganarle al niño sino de ganarse al niño.

Entonces, manteniendo siempre la calma, en un tono de voz lo suficientemente bajo como para llamar su atención, explícale como si hablarás con alguien mayor que no se puede comprar y cuáles son las razones reales. Háblale sobre lo que ya le has comprado o lo que ya han hecho, y ve ganando su confianza. Contenlo.

-Hablas de ganarse al niño, y a mí eso me encanta, pero también me da miedo que venga un externo con malas intenciones a querer ganarse a mi niña.

-Miedo siempre habrá, creo que a todos los padres nos mandan una ración de miedos con los niños por no queremos que nunca les pase nada malo. Sin embargo, para esto que dices es vital que tengamos con ellos una relación de confianza única. Sí, tenemos que decirles a nuestros hijos que nosotros somos sus amigos más importantes, que no hay secretos con nosotros, que nadie puede decirles que no nos digan algo a nosotros (los padres) y que si no se sienten seguros o están incomodos nos los tienen que informar inmediatamente. Este es un tema muy extenso, pero se basa en construir confianza con nuestros peques.

-¿Y cómo los enseñamos a cooperar con nosotros?

-Esto es un poco más simple, porque se trata de incorporarlos en las rutinas dándoles un papel o rol de acuerdo a su edad. Por ejemplo, si estamos en casa y vamos a comer en familia, es bueno incluirlos a ellos en la elaboración de los platos o en la organización de la mesa. Por ejemplo, si tienes un niño de 3 años, pedirle que te ayude a colocar las servilletas o que lleve algo que no pese. Te puede ayudar a doblar la ropa, puedes decirle que sea tu asistente, cuando involucras el juego ellos se sienten mucho más motivados a colaborar.

-Sé que habrá muchas más cosas por decir, pero ¿hay algo que puedas recomendarles a los padres?

-El amor es un sentimiento sano, es valor, respeto, responsabilidad, bienestar, armonía, nada de estas cosas hace daño, por eso digo que el amor no malcría; tenemos que enseñarle a los niños que si el amor hace daño no es amor. Y también creo que es importante que como padres amemos a nuestros hijos en presente, tal cual son, sin compararlos con lo que tú imaginaste que serían, ellos son seres únicos, maravillosos e irrepetibles, y así como son, vale la pena amarlos hoy.

Extracto de la entrevista realizada a Johannes Ruiz Pitre, a través de los Live de Instagram de @sinmanualdeestilo el jueves 16 de mayo de 2019.